Eventos
VIAJE COQUIMBO MEJORES PROMEDIOS 08 al 12 de Julio 2017

 

VIAJE COQUIMBO "MEJORES PROMEDIOS 2017"

08 AL 12 DE JULIO

Desde  hace ya tres años los estudiantes reciben el Premio al esfuerzo académico, el Instituto San Francisco, reconoce a los mejores promedios del primer semestre, otorgándoles a ellos y a sus apoderados un viaje a la IV Región de Coquimbo, por cuatro noches y cinco días, todo incluido, pasajes, estadía, alimentación, paseos turísticos y recreativos.
La Región de Coquimbo limita al norte con la Región de Atacama, al sur con la Región de Valparaíso, al oeste con el océano Pacífico y al este con la Provincia de San Juan, en Argentina.
Los alumnos y alumnas acompañados por sus apoderados, Directora, Jefa de UTP y sus Profesores Jefes. Visitaron: Coquimbo, Tongoy,  La Serena, El Faro, La Recova, Andacollo e Isla Damas:

  • Tongoy, ubicado a 48 km de Coquimbo y 60 km de La Serena, la península de Tongoy forma dos playas que reciben gran cantidad de visitas sobre todo en verano. Son las playas de Socos y grande de Tongoy, de 2 y 14 km de largo respectivamente.
  • El Faro Monumental de La Serena es un faro chileno ubicado en la Avenida del Mar de la ciudad de La Serena. La estructura se caracteriza por ser el símbolo de reconocimiento público de la ciudad, siendo uno de los lugares turísticos más representativos y concurridos de la zona.
  • La Recova es detención obligada para quien visite La Serena. En este recinto los turistas pueden recorrer callejuelas llenas de un importante capítulo de la historia comercial de la zona, encontrando en sus locales una gastronomía basada en el recetario popular, como también hay productos artesanales de la región, nacionales e internacionales.

    A pocos minutos de la Plaza de Armas de la cuidad se ubica este mercado municipal reconocido en todo el país principalmente por la diversidad de productos hechos de papayas como tortas, fruta confitada, gomitas, mermelada, néctar y bombones por nombrar algunos derivados de este fruto.

    El origen del centro comercial data de 1795 cuando todos los vendedores  del abasto fueron trasladados desde la plaza central al lugar en que hoy se ubica la recova para mantener la higiene. Durante varios años tuvieron que mantenerse en improvisados puestos durante el  largo proceso de edificación que se llevó a cabo completamente recién en 1844. Su característica principal era la pileta de agua para caballos que existía en medio del mercado.

    El  edificio que hoy alberga a la Recova fue re-inaugurado el 26 de agosto de 1981, ubicándose en la misma plazoleta que la construcción original pero con la diferencia que el inmueble fue reacondicionado bajo el estilo arquitectónico neo-colonial del “Plan Serena” y  cuenta con dos patios centrales, dos pisos y una escalera eléctrica que marco un hito. Su acceso principal está construido con dos pilares enchapados en piedra y rematados por un “frontón triangular”.

    Este verdadero centro de cultura regional es visitado cada año por un gran número de turistas que recorren los  143 locales disponibles y que comercializan todo tipo de mercaderías y productos típicos, colocando énfasis en la artesanía, gastronomía, productos artísticos, libros, instrumentos musicales, cerámica, telares, etc.

    Dicha producción está distribuida en los dos pisos del lugar. En el primero puedes adquirir una gama de productos de la zona como los derivados de la papaya, además de las figuras de “el Faro” hechas en piedra de Juan Soldado o en piedra combarbalita. También hay otros artículos como aros, anillos, platos, entre otros. Hay también pilas y macetas para plantas; joyas semi preciosas en lapislázuli; cerámica inspirada en la cultura Diaguitas y artículos en lana de alpaca de Perú y Bolivia.En el segundo piso existe una serie de restaurantes o “picadas” en cuyos menús el producto de excelencia son los del mar, acompañados de vinos y piscos de la zona. Si prefiere también puede venir a este lugar a las peluquerías, relojerías, agencias de juegos, venta de libros y muchos otros atractivos que contiene  este verdadero corazón de la comuna.

  • Andacollo (del quechua Anta = cobre ; qullu, = montón o cerro) es una ciudad y comuna de Chile ubicada en la provincia de Elqui, en la IV Región de Coquimbo. Limita al oeste de Coquimbo, al norte con la de La Serena, al este con las comunas de Vicuña y Río Hurtado y al sur con la comuna de Ovalle. El 12 de abril de 1607, García Román le describió al rey de España que este lugar era un Andacollo, que significaba, según él, Río de Oro, por lo que le dio este nombre al sitio. La traducción correcta de la palabra Andacollo es Cerro de Cobre; este significado, el más común, proviene de dos palabras autóctonas: "anta" y "colla". Nombre evidentemente relacionado a los ricos minerales del lugar que fueron trabajados desde épocas prehispánicas. Los lugareños cuentan otra versión. Según la tradición oral, la Virgen se le apareció a un indígena llamado Collo, diciéndole: "Anda, Collo". Si bien los orígenes de Andacollo como localidad se remontan al siglo XVII, la comuna fue creada oficialmente el 22 de diciembre de 1891 tras la promulgación de la Ley de Comuna Autónoma. Entre 1986 y 2004 Marcelina Cortés ejerció el cargo de alcaldesa de Andacollo, convirtiéndose en el edil con más años en el cargo en la Región de Coquimbo. Durante su gestión se creó el Festival La Voz de la Montaña y el Observatorio Collowara, entre otras obras.

  • Los estudiantes junto a sus apoderados y docentes visitaron el Templo Nuestra Señora del Rosario de Andacollo, la Basílica Menor  y el Museo.Nuestra Señora del Rosario de Andacollo es la única denominación netamente chilena entre las muchas con que Chile honra a la Virgen María. La leyenda se remonta a los años de la conquista de Chile, y los datos históricos que acontecen durante este período se inician con la fundación de la Ciudad de La Serena por Don Juan Bohón. La historia narra que en el año 1549 esta segunda ciudad de Chile fue incendiada por una rebelión de los nativos de Copiapó (ese mismo año es nuevamente levantada la ciudad por el conquistador Pedro de Valdivia). De ese acontecimiento nace la leyenda de la imagen de la Virgen de Andacollo. Se cuenta que luego de la destrucción de la ciudad, los españoles huyen al sur buscando refugio. Suben la montaña y se encuentran con un pequeño asentamiento indígena de origen Molle, con influencia incaica. Fue grande su asombro al ver las quebradas llenas de oro de lavadero, de modo que deciden ocultar ahí la pequeña imagen y siguen su rumbo al sur. Y es así como un indio de la zona llamado Collo, encuentra la imagen de la Virgen. Según la leyenda, el indio habría escuchado una voz celestial que le decía: «Anda, Collo, invita a tu pueblo a conocerme y a conocer el verdadero Dios». Naciendo con el hallazgo un mandato y una gran misión para el humilde indígena; ir a anunciar su existencia y construir un hogar para «La Chinita». El indio tomó la imagen y la llevó a su casa para rendirle culto asociándola a la Pachamama (Madre Tierra), desde entonces los lugareños comenzaron a ofrecerle sus danzas muy similares a las de los indígenas de Perú y Bolivia. La primera imagen de la Virgen que se menciona en los relatos anteriores, la cual fue encontrada por el indígena, no es la que se venera actualmente en Andacollo. Se cuenta que la verdadera imagen desapareció misteriosamente. Debido a que la capilla se encontraba sin imagen, perdió su advocación a la Virgen del Rosario y pasó a llamarse Parroquia de San Miguel. Para recuperar su título, el párroco de ese entonces; Bernardino Álvarez del Tobar, inició una colecta entre los vecinos de Andacollo, reuniendo la suma de 24 pesos, y encargaron una imagen de la Virgen a Lima, Perú. Esta imagen llegó a comienzos de 1676, y después de conseguir la actualidad eclesiástica para que el Arcángel San Miguel abandonara su puesto en honor a la Virgen del Rosario, la imagen fue bendecida el primer domingo de octubre de 1676. No existe constancia de los favores concedidos por la primera imagen, todos los milagros, algunos canónicamente aprobados son obra de la actual imagen. «Cuatro son los templos que sucesivamente se han levantado en las alturas de Andacollo para las ceremonias del culto católico: el primero en el siglo XVI, por el cura doctrinero don Gaytán de Mendoza; el segundo en el siglo XVII por el párroco don Bernardino Álvarez del Tobar. En el siglo siguiente mandó construir el tercero el Iltmo. Don Manuel Alday, obispo de Santiago, por medio de dos párrocos: don Mauricio Coello y don Vicente Valdivia; y, finalmente la gran Basílica (...) que fue mandado a edificar por el Iltmo. Dr. don José Manuel Orrego, tercer obispo de La Serena». Así describe el P. Principio Albás (Nuestra Señora del Rosario de Andacollo, 52) la evolución lenta pero sostenida que ha tenido la piedad popular en Andacollo, reflejada en la edificación de lugares de culto cada vez más espaciosos y de mayor riqueza arquitectónica. De hecho, tanto el templo chico como la Basílica han sido declarados monumentos nacionales.

    Basílica Menor de Andacollo

    El templo chico es el lugar de residencia habitual de la sagrada imagen de la Virgen de Andacollo. Comenzó siendo una pequeña capilla de paredes de barro y techo de coirón. Paulatinamente, y a fuerza de la devoción creciente del pueblo, se fue transformando en un templo de aspecto austero pero con una decoración barroca, especialmente en el retablo recubierto de plata donde se venera la imagen milagrosa. Un vestíbulo provisto de escalinatas de mármol negro conduce al camarín de la Virgen, consistente en un oratorio octogonal dotado de una elegante cúpula sostenida por columnas corintias y adornado con los misterios del Santo Rosario. En el camarín los devotos tiene una visión aproximada de la imagen, que se puede girar a voluntad, y pueden allí expresar sus peticiones. En el Museo adyacente los peregrinos pueden admirar una enorme cantidad de regalos de la Virgen, entre ellos descuellan los regalos de la Gran China, la ropa de gala de la Virgen, la sala de los jarrones y una valiosa colección de joyas de plata.

  • Isla Damas

    Con 60.3 hectáreas, la isla Damas que pertenece a la Reserva Nacional Pingüino de Humbold, posee un suelo arenoso con grava y materia orgánica. Las playas La Poza y Las Tijeras, de arena blanca con conchuela molida, son un increíble panorama para los turistas por sus aguas transparentes y apacibles, pese a que sólo la primera es apta para el baño. Reserva Nacional Pingüino de Humboldt fue creada el 3 de enero de 1990, la superficie que ocupan las tres islas que la forman es de 888,68 hectáreas. La unidad es birregional se ubica en territorios geográficos de la Región de Atacama, provincia del Huasco, comuna de Freirina (isla Chañaral), y de la Región de Coquimbo, provincia del Elqui, comuna de La Higuera (islas Choros y Damas). La biota de la reserva a instancias de los distintos ecosistemas, especialmente terrestres, es variada y con características que la hacen única, especialmente por su endemismo. Existen 59 especies de plantas vasculares entre las que destacan añañucas amarillas, lirios (Alstromeria philippi), Eulichnia acida var. procumbens y otras. También se encuentran  68 especies de vertebrados terrestres, entre los  mamíferos está el chungungo, lobo de un pelo, lobo de dos pelos. Las aves son las más abundantes y entre ellas se encuentra el pingüino de Humboldt, el pato yunco, pato lile, guanay, todas especies protegidas y  en categorías de conservación. Los mamíferos marinos están representados por los delfines nariz de botella y la presencia esporádica de ballenas y cachalotes.

 

Galería
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen